• Albeza Guzmán B.

El portafolio para padres y maestros

Como educadores sabemos de las bondades de la técnica de portafolio para la evaluación del aprendizaje de los escolares en cualquier modalidad: presencial, virtual, online o en homeschooling. Corpes, dirige esta información a padres de familia para que se apropien de esta técnica y cambien su percepción de la evaluación hacia satisfactoria experiencia de aprendizaje.


1. El portafolio

Junto con la observación, la prueba, la encuesta y la entrevista, el portafolio es una técnica más de evaluación que admite instrumentos de recolección de la información, para valorar de modo cualitativo con diferentes escalas descriptivas o de modo cuantitativo calificando aprobaciones de 7/10.

El portafolio es una selección de materiales producidos y documentos recopilados durante un periodo más o menos largo de tiempo, por medio del cual el estudiante demuestra que cumple los requisitos formulados en los objetivos. Esta técnica es muy útil para registrar procesos, sustentar con evidencias dichos procesos y ganar capacidad de metacognición, al hacer consciente al estudiante de qué se aprehende y cómo se aprehende.

Existen dos tipos:

- De documentos

- De trabajos prácticos.

1.1 Portafolio de documentos reportes o informes

Dado que la evaluación integral implica evaluar por procesos, es necesario identificar los instrumentos de recolección de las evidencias del avance en el desarrollo de los aprendizajes o Destrezas con criterio de desempeño (Dzcd).

Un instrumento muy adecuado para este propósito es el portafolio de documentos que contiene los reportes o informes de las tareas a evaluar, de acuerdo con los indicadores de logro creados por el docente.

Éste recopila un conjunto acordado e intencionado, con criterios expresos, de trabajos que muestran los esfuerzos, progresos y productos de los evaluados en un período. Su finalidad es ilustrar el progreso a lo largo del tiempo. Una ventaja de los portafolios de reportes o informes es que permite que los estudiantes tomen conciencia de sus resultados y progresos promoviendo el desarrollo de la metacognición. La recolección de los trabajos exige principios de orden, numeración y demás elementos de sistematización, además de disponer de espacios para su almacenamiento y cuidado.

Los estudiantes no sólo aprenden en un área, sino que pueden integrarlas todas en su portafolio, ya que éste puede alimentarse a diario con material y con elementos reflexivos sobre el proceso de aprendizaje.

Durante los últimos años, con el advenimiento de los blogs, los portafolios han conseguido una aplicación informática que permite crearlos y publicarlos rápidamente. Muchos profesores innovadores de las prácticas educativas han sustituido el antiguo cuaderno de apuntes por portafolios como herramienta dinámica, que es creada y actualizada día a día por los estudiantes convirtiéndose en un excelente medio para promover la reflexión y la creatividad de alumnos y profesores.”[1]

Los trabajos para los portafolios son seleccionados por los estudiantes según los criterios establecidos de antemano para evaluar el desempeño con el fin de mostrar lo que ellos valoran como sus mejores producciones y que ilustran de manera significativa las aplicaciones de sus aprendizajes. En los portafolios se pueden incluir producciones tales como: trabajos escritos, monografías, trabajos literarios, resolución de problemas, juegos de ingenio, collages, informes de proyectos, entre otros. Igualmente, las rubricas y las listas de cotejo como instrumentos de evaluación de estos documentos.

Con este instrumento de técnica innovadoras, “se activan en los estudiantes operaciones de recolección, reflexión y proyección[2] durante el desarrollo de las Dzcd de una unidad de aprendizaje.

La recolección puede apoyarse con orientarse específicas como:

- Puedes recolectar todos los trabajos que consideres que muestran tu capacidad para producir.

- Todos los trabajos que muestren un avance en los procedimientos usados.

- Todos los trabajos que permitan identificar de qué manera has superado las dificultades que se han presentado en el desarrollo de la Dzcd.

Como la evaluación permanente busca hacer consciente a los estudiantes de sus avances y limitaciones en los procesos de aprendizaje, el educador debe orientar al grupo con criterios para la reflexión y la metacognición tales como:

- Elegí este trabajo porque descubrí que soy capaz de………..

- Una de las cosas que antes me costaba y ahora puedo hacer es………….

También se orienta para que los trabajos y productos de la aplicación de las Dzcd se constituyan en metas como proyección del desempeño con orientaciones como:

- Para los próximos trabajos me propongo…………

- A fines del mes de.……….. me gustaría lograr……….


En el caso de los educadores, los portafolios colectan sistemática y organizadamente las producciones que constituyen las enseñanzas y los avances del desarrollo de un programa, un proyecto, un bloque o una actividad. Por esta razón los portafolios son un buen material para la coevaluación y la autoevaluación en los equipos de trabajo.


Para el docente es una herramienta que permite visualizar la forma de aprender de los estudiantes y sus estructuras de pensamiento, además de facilitarle una estrategia de organización y desarrollo de la creatividad. El desafío para los educadores es el desarrollo de su capacidad para usar técnicas e instrumentos de evaluación cualitativa, para promover el compromiso de los aprendices con su propio desarrollo integral, tanto en la escuela, el entorno virtual, online o homeschooling.

1.2 Portafolio de trabajos prácticos

En este portafolio se archivan los distintos momentos del proceso de construcción del conocimiento para contribuir a la cognición y a la metacognición.

Para ello se recurre a los organizadores cognitivos como instrumentos que permiten verificar el grado de comprensión de los estudiantes toda vez que reflejan las relaciones entre conceptos y categorías de la ciencia. Al organizador gráfico que se toma en la evaluación diagnóstica se le debe hacer seguimiento por parte del estudiante y del educador a medida que avanza la didáctica desarrollando la Dzcd, para así evaluar en un organizador más complejo y completo, el logro del conocimiento y su aplicación en diversas situaciones. En un portafolio de Organizadores Gráficos debe haber por lo mínimo tres organizadores como instrumentos de evaluación: diagnóstica, de proceso y sumativa.

Este portafolio, recopila igualmente, las producciones y aplicaciones prácticas de los proyectos, con las rúbricas y listas de cotejo correspondientes. Los padres de familia, pueden entonces hacer seguimiento a la calidad de los productos y los aprendizajes, conociendo de antemano los instrumentos de evaluación. Para más información sobre estos accede a: Técnicas e Instrumentos.

¡Muchas Gracias!

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Portafolio_de_aula [2] DINAMEP. Evaluación de los aprendizajes. Quito, 2002

2 vistas

NUEVA SEDE

  • Facebook
  • Instagram
  • Icono social LinkedIn
  • YouTube

Francisco Aguirre N52-13 y Los Algarrobos. 

 Ciudadela Kennedy

Teléfono: 593 (02) 2404485

Celular:  593  0983579433

Correo electrónico:

capacitacion.corpes@gmail.com

Código Postal:170502

Quito - Ecuador

© 2020 Copyright Corpes